Agobios

Hay veces en que por mucho que lo quieras evitar el agobio, el aceleramiento y la desgana te pillan por sorpresa y no sabes cómo reaccionar.

Como por suerte o por desgracia uno lleva bastante tiempo lidiando con fieras de todo tipo, vas aprendiendo como actuar frente a las eventualidades, y sobre todo sabes como ayudar a las personas que se encuentran en situaciones de estres.

Es por eso y por lo mucho que quiero a mi chica que ayer  pasé todo el día de un lado a otro por la capital del reino y por sus aledaños. La verdad es que por mucho que me queje fué algo que hice obviamente por propia voluntad y con lo que disfruté un montón, la verdad es que da gusto sentirse útil por hacer algo, aunque ese algo sea simplemente dar un apoyo psicológico.

La verdad es que te sientes realmente bien cuando haces las cosas así, el único problema es cuando vuelves al trabajo después de haber tenido que pedir un día libre a mitad de semana…

Vamos que el día se convierte en un caos