Esta mañana mientras volvía de dejar a mi hija en el colegio me he desayunado una noticia que, si bien me parece correcta, me parecía el resultado de un colectivo que ha utilizado el recurso del pataleo y que ha conseguido que el estado regule a su favor.

La noticia, interpretaciones a parte viene a decir lo siguiente:

El pasado 31 de diciembre el Boletín Oficial de Aragón publicó la Ley 14/2014, de 30 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas de la comunidad autónoma aragonesa, cuyo artículo 35 modifica la Ley 16/2006, de 28 de diciembre, de Protección y Defensa de los Consumidores y Usuarios de Aragón, que incorpora una nueva disposición adicional segunda que obliga a que “todas las instalaciones de venta al público de gasolinas y gasóleo de automoción” dispongan “en la propia instalación, mientras permanezcan abiertas y en servicio, al menos de una persona responsable de los servicios que en ellas se prestan, al objeto de garantizar el ejercicio de los derechos reconocidos en esta ley”.

El problema que veo con esta noticia es la argumentación que hacen desde el colectivo de Estaciones de Servicio en el que dicen literalmente que las empresas que tienen "gasolineras fantasma" se ahorran unos costes de personal y que así pueden abaratar los precios, que de esta manera se van a crear puestos de trabajo y que va a ser mucho mejor para la economía y para el usuario.

Personalmente no se dónde ven esa creación de puestos de trabajo ni dónde va a estar la mejoría para la economía o para el usuario, al contrario, me parece a mi que las estaciones de servicio que te dejan repostar las 24h mediante el sistema de autopago simplemente reducirán ese horario de atención a las horas en que si tienen personal.
Por otra parte mucho me temo que la única economía favorecida será la de aquellos que creen que trabajando con un mayor margen de beneficios se vende más, porque la economía del usuario final no se va a ver beneficiada por pagar más caro el litro de combustible como parecen querer estas empresas.

A todo esto hay que tener en cuenta que la atención del cliente va a ser casi la misma que pelearte con la máquina expendedora, puesto que el personal de la estación de servicio se va a limitar a pasar la tarjeta por el lector y si a caso intentarte vender alguno de los productos que tienen dentro de la estación.

Podría entender que va a haber una mejora en el servicio si el personal de la estación de servicio fuese a encargarse del repostaje de tu vehículo, vamos como hacían hace años, pero si simplemente vamos a tener a una persona supervisando que hacemos nosotros el trabajo, para eso que nos cueste más barato el servicio... digo yo.

Siguiendo el planteamiento que emplean desde el colectivo de Estaciones de Servicio, me gustaría que el Estado regulase que siempre que va a hacerse una compra sea la que sea, se cuente mientras [el establecimiento] permanezca abierto y en servicio, al menos de una persona responsable de los servicios quese prestan, al objeto de garantizar el ejercicio de los derechos reconocidos O lo que es lo mismo, que en cada máquina de vending haya un responsable, que en las tiendas aunque sean online haya siempre una persona ahí mientras la tienda esté abierta y en servicio... ahí si que se iban a crear un buen puñao de puestos de trabajo...

No se, vosotros ¿qué opinais?