Que me hago viejo es un hecho indudable, pasan los años y el calendario, por suerte, no deja de pasar. Pero no es el hecho del paso del tiempo lo que me preocupa, sino la extraña sensación que se me queda cuando de repente me topo con gente que parece haberse quedado congelada en el tiempo.

Es en ese momento cuando siento que la diferencia de edad que nos separa, aunque hayamos nacido en el mismo año. Resulta chocante encontrarte una mañana con alguien a quien hace unos quince años que no ves y lo encuentras tal y como recordabas cuando por circunstancias de la vida dejásteis de tener contacto.

Intercambias unas palabras y te das cuenta de que no sólo está igual en el aspecto físico, sino que en otros aspectos sigue estancado cual veinteañero que vive el su día a día sin preocuparse de lo que hay más allá del horizonte temporal al que le permite acceder el límite de su tarjeta de crédito.

Entonces te das cuenta de los motivos por los que tiempo atrás os distanciásteis, y descubres que estos motivos, en el fondo, no fueron otros que la evolución de uno y el estancamiento del otro... En este momento puedes dar gracias de no ser el veinteañero que se quedó estancado.

Seguramente aquel al que acuso de quedarse estancado tenga menos prolemas y preocupaciones que los que puedo tener yo, pero también tengo claro que al pesar en la balanza lo conseguido frente a los costes que se han asumido para conseguirlo (lo que en economía se denomina coste de oportunidad 1) veo con orgullo cómo la balanza se decanta hacia lo conseguido, permitiéndome disfrutar de la satisfacción de haber tomado todas y cada una de las decisiones que he tomado a lo largo de los años, fueran acertadas o no, porque todas ellas juntas son las que me han llevado hasta el punto en el que ahora me encuentro.


Anotaciones:

1 En economía, el costo de oportunidad o coste alternativo designa el coste de la inversión de los recursos disponibles, en una oportunidad económica, a costa de la mejor inversión alternativa disponible, o también el v la mejor opción no realizada. El término fue acuñado por Friedrich von Wieser en su Theorie der gesellschaftlichen Wirtschaft (Teoría de la economía social, 1914).
Más información en ¿Qué es el coste de oportunidad? - El Blog Salmón, Coste de oportunidad - Wikipedia