3 min read

Romper con todo... una vez más.

Podríamos decir que esta es una de esas entradas recurrentes que de vez en cuando aparecen por mi ¿blog? espera, ¿todavía se dice Blog?
Romper con todo... una vez más.

Podríamos decir que esta es una de esas entradas recurrentes que de vez en cuando aparecen por mi ¿blog? ...

espera, ¿todavía se dice Blog?  Llevo tanto tiempo dando vueltas por ahí, y tanto tiempo desconectado que posiblemente me haya convertido en ese abuelo cebolleta que se cree muy moderno y está más pasado de vueltas que un reloj.

Bueno, que me lío yo solo, lo que pretendía decir es que este texto a pesar de parecer el típico tópico de disculpa por no escribir, por no dar continuidad a un proyecto por no... lo que sea, no es más que un texto que a nadie importa.

Salvo a mí.

Y lo escribo porque me apetece, y porque puedo, y además no lo voy a escribir diciendo la suerte que tenemos de estar vivos a pesar del año y pico que llevamos, eso estaría muy manido, aunque quizá podría escribirlo diciendo que estos textos consiguieron volver del más allá tras el incendio del centro de datos de OVH donde estaban hospedados...

Des données Internet sont-elles définitivement perdues ?
Après l’incendie du data center OVH à Strasbourg mercredi, des interrogations se posent sur d’éventuelles pertes définitives de données

Pero todo esto seguiría sin importarle a nadie, al igual que (imagino) a nadie importará que mis interacciones en las Redes Sociales se hayan ido reduciendo paulatinamente desde los últimos ¿6 meses? a aquellas interacciones que:

1.- Me proporcionan placer.
En el más amplio sentido de la palabra, el placer de aprender, el placer de compartir, el placer de conocer.
2.- Me hacen feliz.
Así de simple, si algo me hace feliz lo hago, no creo necesidades estúpidas que impliquen hacer algo porque hay que hacerlo.
Así de simple, así de complejo
3.- No hay punto tercero Mi vida se ha simplificado al máximo, tengo mis rutinas, en soledad, en compañía, en familia... sobre todo en familia.

Si me apetece subir una foto a instagram la subo, si me apetece poner un tweet con una chorrada que sólo a mi me interesa, lo pongo y si me apetece pasar por Facebook... Ah pues no, esto no lo tengo contemplado, de momento no se ha dado el caso.

Y lo mejor de todo es todo aquello que comparto exclusivamente con los míos, en mi casa, en mis máquinas, para nuestro disfrute... eso se queda en nuestra pequeña y privada parcela de internet. Nunca pensé que algo tan pequeño como esto:

GL.iNet GL-AR750S-Ext (Slate) Gigabit Travel AC VPN Router, 300Mbps(2.4G)+433Mbps(5G) Wi-Fi, 128MB RAM, Soporte de MicroSD, Puente Repetidor, OpenWrt/LEDE preinstalado, Cloudflare DNS: Amazon.es: Electrónica
GL.iNet GL-AR750S-Ext (Slate) Gigabit Travel AC VPN Router, 300Mbps(2.4G)+433Mbps(5G) Wi-Fi, 128MB RAM, Soporte de MicroSD, Puente Repetidor, OpenWrt/LEDE preinstalado, Cloudflare DNS: Amazon.es: Electrónica
Si, la imagen no carga... es lo que hay.

Me fuera a simplificar tanto la tarea de compartir cosas con mi familia y que, aunque estuviesen con una url pública, no saliesen de nuestra red local.

Quizá eso sea lo mas rompedor de todo y el verdadero motivo de volver sobre mis pasos y publicar este post, que no tiene ningún sentido, y que a nadie importará.


Disclaimer

Para aquellos que sí les importa:
Mi vida sigue bien, soy feliz, somos felices, estamos sanos, no tengo la misma relación con el mundo que tenía hace un tiempo pero tampoco la quiero, disfruto de cada día y de cada momento con la certeza de que son únicos e irrepetibles, he aprendido a diferenciar lo personal de lo profesional, no mezclo lo uno con lo otro, no llevo lo uno al terrero de lo otro. Soy más curioso de lo que era antes, aprendo cosas nuevas, pruebo cosas nuevas, disfruto con lo que hago, y sobre todo con lo que no hago, cada vez soy un poco menos yo para ser más nosotros.

Somos felices.