/ calidad

No, no lo hacemos por el café

Aparecieron hace ya unos años y revolucionaron el consumo de café, nos traían un café de calidad para tomar en cualquier momento traían el placer de disfrutar en casa un café como el del bar, y nosotros nos lo creímos, comenzamos a utilizar las cafeteras de cápsulas en nuestro día a día, da igual que fuesen la Nespresso, Dolce Gusto, Tassimo, Lavazza...

Y nos dijimos a nosotros mismos que lo hacíamos por el café, porque nos gusta el café, y porque consumir el café en cápsulas tenía muchas ventajas:

  • Son muy cómodas y fáciles de usar: basta con llenar el depósito de agua, colocar la cápsula y apretar un botón.
  • Resultan muy limpias: el café no rebosa ni se sale, solo hay que deshacerse de la cápsula usada.
    Son muy rápidas: en pocos segundos tu taza está lista.
  • Las cápsulas permiten conservan en las mejores condiciones las propiedades del café.
  • El resultado es un café de buena calidad.
  • Algunas cafeteras permiten también preparar otras bebidas calientes (chocolate, té…)

Y claro está nos olvidábamos de los inconvenientes...

  • La elección de la máquina condiciona el tipo de cápsulas: solo podríamos utilizar las cápsulas que ofrezca esa marca, pues no suelen ser compatibles.
  • A la larga, es el sistema más caro para preparar café en casa: aunque el aparato pueda salir más barato que otras cafeteras exprés, el precio de las cápsulas hace que, con el paso del tiempo, ese precio se dispare.
  • Impacto ambiental, pues las cápsulas generan residuos.

¿A quién le importan si tiene una taza de café en la mano?

Claro que todo esto lo digo teniendo una Nespresso en la oficina, otra en casa, una Dolcegusto que le regalé a mi suegra y alguna más que he ido comprando a lo largo de los años porque claro está, me gusta el café...

O eso pensaba yo cuando un día cualquiera que sacas unos minutos antes de ir a trabajar para pasar por un sitio que hace cafés de verdad como es El Criollo y le pides un expresso al camarero barista que te atiende y te dice qué café vas a tomar, con nombre y apellidos (Colombia Santa Bárbara si no recuerdo mal), lo hueles y lo primero que te viene a la cabeza es un Joder esto SI es un café... y entonces lo ves claro:

No compraste una cafetera de cápsulas por que te gustase el café, lo hiciste porque hacía un café aceptable y lo hacía muy rápido

Porque si lo que nos gustase es la calidad tendríamos en casa una cafetera buena y compraríamos buen café


Anotaciones:

1  Post image by PABLO
    Imagen del post por PABLO

No, no lo hacemos por el café
Share this