A palabras necias

Dice el refranero español (que es muy sabio) lo siguiente:

A palabras necias, oidos sordos…

Así que eso es lo que tendremos que hacer, oidos sordos a tantas tonterías que se escuchan hoy en día y que sólo pretenden amargar a la gente que nada malo pretende…

Si alguien se ha de dar por aludido, que lo haga, pero que lo haga en silencio que no tengo ganas de escucharle.