Hoy me ha vuelto a pasar, me ha venido otra persona con el cuento de ¿Y tú que eres tan de [nomrbe de la marca 1] qué haces con [nombre de la marca 2]? y como siempre una cosa es lo que contestas y otra es lo que realmente piensas...

Por un lado contestas con una pregunta ¿y porqué no? y por otro piensas:

  • Que poco me conoce esta persona
  • Ojalá fuese de la [marca 1] o de la [marca 2] y obtuviese algún beneficio por utilizar sus productos.
  • ¿Y a tí que te importa? ¿a caso te pregunto yo si eres de la marca cuyo logotipo llevas en todas tus camisas?

Pero bueno, tomas aire, cuentas mentalmente hasta tres, sonríes y pasas a explicar los motivos por los que aunque la otra persona crea que eres de la [marca 1] también utilizas los productos de la [marca 2], que no son otros que una simple cuestión de practicidad 1, o por decirlo de otra manera de funcionalidad. Si el producto de la [marca X] resulta más práctico, o más funcional, o compensa su utilización frente al de otra marca, me decantaré por el uso de ese producto, pero si no es así, obviaré la marca y buscaré el producto que se ajuste a mis necesidades.

Para mi es algo de lógica, busco lo que se adapta a mis necesidades concretas en un momento concreto, por ejemplo hablando de cámaras, que es de lo que me suelen preguntar, cuando me preguntan por una cámara lo primero que pregunto es ¿Para qué la quieres? ¿Dónde la vas a utilizar? y dependiendo de lo que me digan recomiendo lo que desde mi experiencia considero que es más adecuado. No por llevar una cámara canon te voy a recomendad sólo esta cámara, igual te sorprende que te recomiende una nikon o una sony o una fuji por ejemplo...

No me considero fanático de ninguna marca, utilizo las cosas que para mi funcionan, no porque estén de moda, sino porque su utilización me produce unos beneficios en mi día a día.

Por poner otro ejemplo... Hace algo más de 5 años compré mi primer iPhone el 3G, que luego actualicé al 4 cuando se estropeó. Y lo hice en ambas ocasiones porque su utilización era la mejor opción que veía para el uso que le daba al dispositivo... cuando mi iPhone 4 pasó a mejor vida y llegó el momento de buscar un reemplazo no me fui directo a comprar el iPhone 5 o el 5c o el 5s, simplemente miré las alternativas y me compré un bq aquaris 5 tenía todo lo que un iPhone me podía ofrecer, y además me daba algún añadido (Como el tener doble ranura sim, que para mi era importante para no andar con dos teléfonos) y además el precio era sustancialmente menor.

Con esto sólo quiero instaros a hacer una reflexión sobre los motivos que os llevan a hacer una compra, comprad lo que realmente vayáis a utilizar, lo que se ajuste a vuestras necesidades, no dejéis que las marcas sean las que marquen vuestro camino, los productos tienen que adaptarse a nuestras necesidades, no al revés.

Me da igual que hablemos deproductos tecnológicos, de bebidas, de comida, de ropa, incluso de política... si lo que hay en el mercado no se ajusta a lo que necesitamos, igual es hora de pensar en las alternativas y no de quedarnos viendo los anuncios como si fuesen fuesemos borregos que sólo saben seguir la manada.


Anotaciones:

1 practicidad:
Término inexistente en español. Dígase, Según el caso, eficacia, provecho.
Fuente: Diccionario español de neologismos. 2013.