• Hola, vengo a venderle Humo
  • Perdone, ha dicho ¿ Humo ?
  • Si, Humo, Humo de la mejor calidad, certificado por los principales fabricantes de Humo del mundo.
  • Aha... Y ***¿Cuanto me va a costar su humo?***
  • Nah, una minucia, sólo serán 640€ al año, eso si, en un contrato bi anual.
  • Un poco caro me parece su Humo, ¿no?
  • Tenga en cuenta que si quiere producir usted su propio Humo, desde nuestra experiencia, le va a salir más caro que el Humo que nosotros le ofrecemos... Además le regalamos una campaña de Humo valorada en 200€.
  • Ohhh y su campaña de Humo ¿para cuanto tiempo es?
  • Esta campaña que le regalamos, y sólo lo estamos haciendo durante esta semana sería para realizarla durante el primer mes de su contrato.
  • Le agradezo su oferta para vendernos Humo, pero veo que me llama desde fuera de mi país, como comprenderá, si quisiese comprar Humo, se lo compraría a un fabricante nacional, y a poder ser local, tenemos muy buenos fabricantes de Humo locales, además, dada la tipología del servicio que nosotros ofrecemos, el Retorno de Inversión derivado de la compra de Humo es casi inexistente, nuestro servicio se basa en la confianza, no en el Humo
  • Pero ... ... ...
  • No se preocupe, se ha quedado sin palabras, suele suceder cuando uno vende Humo, estamos acostumbrados, Usted sólo hace su trabajo, pero la próxima vez que descuelgue el teléfono para llamar a un posible cliente que quiera comprar Humo asegurese de que necesita su Humo, no sea que le haga perder el tiempo a su potencial cliente y lo pierda Usted también.

    Gracias por su llamada y que tenga un buen día

Esto que parece una conversación de besugos es el extracto de la conversación que he mantenido con una Señorita que me llamaba desde el Reino Unido para vendernos aparecer en el listado de empresas locales de google maps, cosa que ya hace bastante tiempo que hacemos y gratis, posiblemente no saldremos los primeros, pero es que tampoco es lo que queremos, la relación que mantenemos con nuestros clientes es una relación que se fragua en el día a día, y los clientes potenciales no vienen a nuestras oficinas porque nos hayan buscado en google, vienen porque otros clientes satisfechos los traen de la mano, porque han visto nuestras referencias, o porque conocen nuestro trabajo en otras áreas...
Lo que esta Señorita, representante de la empresa para la que trabaja, parece obviar es que para obtener un posicionamiento correcto en los buscadores Google hay dos vías:

1.- Tirar de talonario, que parece ser lo que esta empresa propone a sus clientes, con el riesgo de que otro ponga más pasta sobre la mesa que tú y te desbanque de las posiciones que tanto te ha costado ( € ) conseguir.
2.- Trabajar día a día, tener un plan estratégico, tener unos objetivos, una metodología, generar contenido de calidad que sea de interés para aquellos que quieren buscar sobre tu ámbito de actuación, es decir, construir una casa empezando por los cimientos

Obviamente, la única vía que me podría interesar es la segunda, y si quisiese contratar los servicios de alguien para hacer esto no lo haría mediante una llamada procedente de un call-center, seguramente cogería el teléfono y llamaría, por poner un ejemplo,a Lucas o a Gabriel, o a cualquier otro de los contactos locales o nacionales que tengo en la agenda, que no sólo son grandes profesionales en su campo, sino que además son personas en las que confío y en las que confiaría una tarea tan importante como esta.