A todos nos cuesta el cambio, enfrentarnos a él es algo que nos causa cierto desasosiego porque no sabemos si ese cambio va a ser para mejor o para peor.

Y si el cambio se va a producir en el ámbito empresarial, afectando a aquello en lo que tenemos que depositar nuestra confianza, nuestro dinero y nuestros resultados el desasosiego se convierte en miedo

Un miedo lógico cuando tenemos que afrontar el cambio de un proveedor, porque aunque nuestro proveedor habitual sea un desastre, no cumpla los plazos de entrega (aunque si los de cobro) y sus precios no sean los más competitivos del mercado, tenemos una relación, tortuosa pero relación al fin y al cabo, tenemos una historia juntos, nos conocemos, sabemos qué esperar el uno del otro... cosa que con otros proveedores no puedes esperar.

Pero llega un día en que necesitas algo antes de una determinada fecha, el rendimiento de tu empresa depende de tenerlo en tiempo y forma, cursas el pedido con tiempo para evitar sorpresas... y las sorpresas llegan, a 48 horas de que fine tu plazo no sabes cuando te van a hacer llegar el pedido.

Te desesperas, pides ayuda, pides consejo, y entonces te presentan a otro y desde antes de empezar a conoceros notas que hay algo especial, que tienen ganas de vender 1, que no te ponen pegas, sino que te dan soluciones...

Da gusto ver cómo un proveedor te da de alta como cliente casi al momento en que empiezas a hablar con ellos por twitter...

Y sobre todo se agradece que tras darte de alta te mande un mail el comercial que te han asignado presentándose, poniéndose a tu servicio, y sobre todo que te llamen para preguntar por tus necesidades, para ver qué es lo que necesitas y asesorarte, darte todas las facilidades, y toda la información, aún sabiendo que tienes el pedido cursado con otro proveedor...

Entonces ocurre lo que era inevitable, te dicen el stock real del producto en cuestión, te dicen el plazo real de entrega, confirmándote que al día siguiente antes de tu hora de cierre lo tendrás en tus instalaciones.

Y tengo que decir que cumplen lo que dicen, se la juegan por ti, te mandan tu nuevo servidor antes incluso de que les hayas mandado la copia de la transferencia, depositan tal confianza en ti antes de empezar a trabajar con ellos que hacen que vuestra relación deje a todas las anteriores a la altura del betún.

Imagino que con los tweets que he puesto ya sabréis de que empresa se trata, pero por si alguien tiene dudas estamos hablando de Qloudea.com. De ellos a día de hoy sólo puedo decir cosas buenas, y me parece que visto lo visto en el futuro seguirá siendo así.


Anotaciones:

1 "tienen ganas de vender" ; Para eso están los proveedores, para vender los productos que necesitas, porque hay proveedores que parece que te hacen un favor cuando te venden un producto, y no hacen más que cumplir con su cometido, proveer de productos (o servicios) a un cliente a cambio de una cuantía.