Ayer comentaba que la trazabilidad mola, mientras funciona..., y lo hacía refiriéndome a las herramientas que utilizamos para hacer el seguimiento de las comunicaciones que enviamos electrónicamente, pero realmente la trazabilidad la aplicamos en nuestro día a día cuando, por ejemplo, mandamos un paquete por mensajería.

A continuación dejo dos imágenes, no voy a hacer comentarios al respecto, simplemente os invito a buscar las diferencias en el tracking del mismo paquete... una imagen es de la compañía emisora del paquete, la otra de la empresa encargada del reparto y ambas imágenes han sido tomadas hoy, 15 de octubre de 2014.

Os invito a dejar vuestras opiniones en los comentarios

Detail page of shipments | PostNL.post

Estado del envío | Correos.es